14.02.2008

¡Mil kilos de basura!

compartir

A fines de enero, personal de la Reserva Ecológica realizó la limpieza de la Laguna de los Coipos de la Reserva Ecológica, retirando más de 1000 kilos de residuos.

La principal causa de esta suciedad son los puestos de comida dispuestos a lo largo de la Costanera Sur, que suelen arrojar el carbón utilizado en las parrillas y bolsas de desperdicios. También se encontraron pañales, preservativos, vasos y botellas.

La tarea estuvo a cargo de 25 empleados, entre guías, personal administrativo y ordenanzas, organizados en dos turnos. “Vamos a seguir con la limpieza, todavía falta mucho por recolectar, el problema es que aunque la laguna esté seca hay lugares que siguen siendo bastante inaccesibles”, confiaron autoridades de la Reserva Ecológica a NuevoMadero.com, a la vez que señalaron que “empezarán a reclamar soluciones ante quien corresponda”.

La tercera parte de la Reserva Ecológica, unas 100 hectáreas, está constituida por cuatro lagunas conocidas como de los Coipos, de los Patos, de las Gaviotas y de los Macaes. Como la mayoría de las lagunas pampásicas, estos cuerpos de agua se ajustan a un régimen climático natural en las que son frecuentes períodos de sequía y de inundación.

En los últimos veranos, las altas temperaturas y la escasez de precipitaciones contribuyeron a acelerar la pérdida de importantes volúmenes de agua por evapo-transpiración y derivaron en la sequía de las lagunas de la Reserva. Por tal motivo, se realizaron perforaciones en el Acuífero Pampeano para evaluar la calidad de sus aguas subterráneas y a fines de 2007 se concretaron diez captaciones a 20 metros de profundidad.

El bombeo de aguas subterráneas contribuye a evitar la desecación de los sedimentos del lecho de las lagunas. Si bien el volumen de agua se recuperará en los próximos meses con el aporte de las precipitaciones, el bombeo de aguas subterráneas colabora constantemente en su mantenimiento.