20.05.2012

Monumento al Tango fue reconocido como Marca País


compartir

El Tango y su Monumento Nacional, que desde noviembre de 2007 se encuentra emplazado en el Blvd. Azucena Villaflor y Av. de los Italianos, fueron reconocidos como embajadores de la marca-país por el Ministerio de Turismo de la Nación. Según anunciaron, se instalarán copias de la escultura en varias ciudades del mundo.

"El tango también ha sido declarado el año pasado patrimonio de la humanidad, es un valor abstracto que tienen la Argentina, Buenos Aires y el Río de la Plata y toda la difusión y apoyo que hagamos en torno a él es más que importante", afirmó el ministro Enrique Meyer.

También adelantó que "en la localidad francesa de Tarbes, cerca de Toulouse, se realiza desde hace más de cuarenta años un festival de tango y allí vamos a presentar la primera copia de este monumento".

"Después llegará otra copia a la ciudad colombiana de Medellín, un lugar con muchos recuerdos para el tango" recordó, porque allí falleció Carlos Gardel.

"Se prevén otras réplicas en el estado brasileño de San Pablo, donde están estudiando la ubicación que se le va a dar, y además estamos trabajando en otra para la ciudad santacruceña de Río Gallegos", añadió el funcionario.

"Uno de los atractivos fuertes que tiene Buenos Aires es la posibilidad de disfrutar, escuchar o aprender a bailar este pedazo de nuestra identidad", finalizó Meyer.

Por su parte, el presidente del Comité Nacional Pro Monumento al Tango, Rubén Reale, señaló que "ésta es la continuación de un sueño que empezó hace cinco años cuando se inauguró el monumento".

"Las réplicas significan darle al tango una internacionalidad completa, porque estos monumentos representan un pedazo de la Argentina en distintos lugares del mundo".

Reale también destacó que "no hay ningún otro monumento a un género musical en el mundo".

La escultura, denominada “Virulazo”, fue ideada por los artistas Estela Trebino y su hijo Alejandro Coria, quienes recibieron un premio de 25.000 pesos. Tiene forma de fuelle, en clara alusión al bandoneón, pero se eleva hacia el espacio, sin ataduras.

El monumento está realizado en acero inoxidable, mide 3,5 metros de alto y pesa 2 toneladas.

La obra, que requirió una inversión de 350.000 pesos, fue donada a la ciudad por el Comité Pro-Monumento al Tango, gracias al aporte de empresas y organismos públicos. Se la seleccionó a través de un Concurso de Arte Urbano en Homenaje al Tango, en el que participaron 71 proyectos.

Relacionados
Envianos tu opinión (0)